Director Z 26/10/2018

Posted By :
Comments : 1

SINOPSIS

Director Z es la historia de un cineasta, un bohemio, un aventurero inconsciente que vivió su vida al margen de lo que marcaba la sociedad de entonces. Apostándolo todo por conseguir su sueño, finalmente, fue su propio sueño quien le devoró.

José María Zabalza fue un hombre totalmente entregado al arte de contar historias. Un prometedor arranque en el cine español de los años cincuenta se ve cercenado por la Censura franquista. A pesar de las dificultades que jalonan su carrera, explora en todo momento fórmulas imaginativas que le permiten saciar esa vital necesidad de abordar nuevos proyectos fílmicos, que acabarán por fagocitarle. Su obra, cada vez más sesgada por el descuido y la precipitación, se prolongará hasta prácticamente la fecha de su fallecimiento en 1985. En esa continua huida hacia adelante que supuso su azarosa carrera profesional hemos de contabilizar: la realización de seis cortos y veintiún largometrajes, la publicación de dos libros y el estreno de cinco piezas teatrales.

La película transita a través de los recuerdos de su familia, y las anécdotas de sus amigos y colaboradores que nos revelan la esencia de un personaje extremadamente humano y lleno de aristas; manteniendo un diálogo permanente entre el momento en el que le tocó vivir y su legado. Esa necesidad por trasladar sus ideas al cine le obliga a reinventarse en la manera tradicional de rodar provocando la risa de muchos pero dejando una huella imborrable dentro de la historia del cine español.

Esta película documental rinde homenaje a un soñador y por extensión a todos aquellos soñadores invisibles que con su trabajo han labrado parte de nuestra cultura y hoy, desgraciadamente, son grandes desconocidos para la gran mayoría de la gente.

Una historia íntima enmarcada en la actual cultura del todo o nada que nos interpela, la del vencedor que eclipsa al fracasado.

 

“ Soñar es otra forma de vivir.”

José María Zabalza

 

Sobre el autor
  1. yanamulyana Reply

    Muchísimas gracias, mi querido Albert, por este escrito tuyo que no es una reseña sino un alegato pacifista en un mundo de lobos feroces, que hacen del boycott su plataforma endeble pero más que destructiva, desoladora, como la soledad en que se encuentra Yankl en medio de sus palabras que, sin embargo resuenan hasta nosotros, nuestros hijos y nietos. ¿No ha sido siempre esa la táctica que ha pretendido extinguir lo que todavía y por mucho futuro, nos distingue? Me conmueve esa sensibilidad tuya hacia el yiddish y todo lo que representa un mundo que, desde las cenizas, entre estos chispazos vuelve a iluminar. Muchos abrazos, Lisa (de Montevideo)

Deja tu comentario

*

captcha *